El ladrillo un elemento con varias aplicaciones tanto arquitectónicas como de ingeniería. Ofrece amplias posibilidades de uso, desde los pisos hasta los techos de las edificaciones. Su versatilidad, resistencia y sus propiedades de aislamiento térmico y acústico lo convierten en un material idóneo para aplicaciones arquitectónicas y de ingeniería.

Los ladrillos son aislantes térmicos de interiores, acumulan calor, permiten la difusión de vapor de agua contenido en el aire húmedo. Su resistencia al fuego es alta, y tiene una gran capacidad de carga a altas temperaturas.

Es un buen aislante acústico, lo cual se desprende de su naturaleza, su densidad y su estructura.

Además de la comodidad, una vivienda hecha de ladrillos también tiene algunas ventajas financieras un mejor rango de precios al que poder ajustarnos según necesidades y la gran variedad de opciones de ladrillo.

Open chat